Performance de Karin Elmore
Con Karin Elmore y Laura Tristán Flores
Presentada por primera vez en la Chapelle de St. Hippolyte de Loupian, Francia
El 29 de septiembre de 2012

Ejercicios Negros # 1, es la primera de una serie de Ejercicios que parten de la materia, para llegar a una reflexión a través de la experiencia de la observación, del color y de la acción.

Estos primeros Ejercicios Negros, exploran el tema del “cubrir” y “descubrir”, partiendo del cuerpo desnudo, del nacimiento, a las “capas” o “contaminaciones sociales” que nuestro cuerpo recibe a lo largo de la vida.
Es una suerte de viaje, de la oscuridad a través de la luz a la oscuridad.

En Ejercicios Negros # 1 trabajo a partir de la materia, como una reflexión entorno a la relación entre nuestro cuerpo y las materias que nos rodean.

Me interesa el tema del pasaje de una realidad a otra, trabajado con materiales muy simples, en este caso: bolsas de basura, ropas viejas negras y nuestros cuerpos desnudos.
Como siempre, el tema de quien es el verdadero actor, y de quien mira a quien, está presente en el juego, hay momentos en los que la acción se invierte, y quien se convierte en actor es el público, relativizando entonces todo juicio o certeza acerca de “la realidad”. Sin el público, la performance no podría existir, es por eso que en mi trabajo ocupa un rol central.
En Ejercicios Negros toco también el tema de la realidad que cambia sin cesar, y el tema de la relatividad de lo que vemos. Desde mi trabajo desarrollado con las personas invidentes, hay un punto que me interesa mucho que es el de “las apariencias engañan”, la realidad existe porque nosotras la vemos o la percibimos, y ésta es distinta para cada uno de nosotros, dependiendo del estado en el que estemos y del punto de vista desde el que la miremos.

Ejercicios Negros es una especie de ritual de mirar, de observar, que hace que el tiempo se detenga, juntos, el público y nosotros, nos adentramos mas y mas en las fallas, en la oscuridad, para descubrir, a partir de las luces muy bajas y sencillas, una realidad que cambia sin cesar.